viernes, 22 de octubre de 2010

Destellos de libertad

La valentía en la que se desdobla la incertidumbre eterna de mirar hacia la tiniebla de los días a llegar, encierra temores irrefrenables. No es fácil sentir que se puede conquistar el mañana, que se puede tomar la pluma y escribir hora tras hora, día tras día cómo tiene que ser, qué pasar. Somos tan infinitos en la memoria, en lo que dejamos impreso en los demás que nunca morimos, si ese fuera el temor; no hay muerte, tampoco, en los destellos de la libertad.
Trato de convencerme, trato de nadar más profundo, de encontrar esa cueva dónde comienza el atajo que me lleva directo a la sal y resina que gobiernan mi lugar, mi eterno Eden. Trato de encontrar llaves, puertas... perfecciones; pero no las hay.
¿La valentía de la que hablaba más arriba? Sí, claro, pero... ¿Se puede ser valiente y luchar contra lo que no existe?

4 comentarios:

Pablo dijo...

Ojo que luchas contra lo que no existe más que de valiente es de b...

Gi dijo...

Claaaro, justamente por eso la pregunta.
Bso!

MAGAH dijo...

El quijote decìa de Sancho Panza:
"... pero de muy poca sal en la mollera"

No es bueno ir contra molinos de viento, lo que no existe es solo eso.

Guantes De Lana dijo...

De hecho (diría yo) siempre luchamos contra lo que no existe.
La lucha siempre es contra algo más allá (ideas,ideales,etc.)

Saludos totales.