miércoles, 9 de mayo de 2007

Fluir de la conciencia

4.50 am, insomnio usual, cigarrillo que transpira humo por su esencia, como por mi esencia transpiro suspiros. Olor a fresias en mi cuarto, dulce, encantador, cobijante. Todo vuelve a mi una vez más dice Cantilo, tan cerca de ti una vez más. Temor al paso del tiempo, temor a detenerlo. Instantes que deseo perpetuar, momentos que deseo acelerar. Sonido del teléfono ante un mensaje, silencio del mismo mientras trato de conciliar el sueño. Miradas cómplices en una situación no tan requerida, atajos para llegar al mismo lugar... desvíos para querer cambiar ese destino tan perfectamente trazado por uno mismo ante elecciones, en las cuales no hay libertad. Susurros que se convierten en alaridos. Palabras de franqueza que no hacen más que desdibujar la mueca impuesta en el rostro para, sin desearlo, esbozar una sonrisa un tanto avergonzada, un tanto aplacada tiempo atrás por la duda del mañana, por el miedo al fracaso, al simple azar al cual uno libra su suerte cuando decide no pensar, pensar en lo de siempre, pensar en otra cosa, volver a pensar en lo de siempre. Juegos de palabras que se enredan como un cordel, corde que ata mis sueños, no los deja ser. Ser? Ser qué? hasta cuándo? cómo? y deja de pensar. Surfear la ola dicen por allá... o esquivarla? Canción sola que se baila de a dos... desnudo el corazón ante tantas miradas, cubierto de ropa por miedo al frío. Lejano, cercano, lo mismo da. Futuro, pasado, ¿presente? presente ante situaciones en las cuales quizá es mejor estar ausente... pero la ausencia lleva a la ignorancia en muchos casos. Ceniza cayendo del mismo cigarrillo que no deja de transpirar humo... ceniza que se apaga, y muere... se consume, se deja consumir, se termina de apagar. Cómo medimos la vida? en albas? en ocasos? en mediodías? en tazas de café? Dicen por ahí que 525600 minutos son los que tiene un año... no se, no saqué la cuenta, será en minutos entonces? años que pasan y uno casi los ve, años en los que no terminan de sonar las doce campanadas que inician el siguiente, y el día después todo es igual, no cambia el año y cambia rotúndamente la vida, no cambia la vida y los años pasan como golondrinas al viento. Ramal de la bugambilia, rocío sobre la ventana, destellos de un sol naciente, aún brillan las estrellas... estrella de paz. Amor suena tan distinto, suena tan difícil, hasta parece desarmado, a, m, o, r... amor rima con dolor, pero rima a su vez con sudor, con candor, con temor. Deseo de presencia, lo repito, ya no se que teclas toco... tiempo atrás no lo hubiera hecho... preguntas con respuestas esperadas... respuestas en vano ante ninguna pregunta y el cigarrillo se completo, no es mas util, se tira... todo se tira cuando no sirve más, todo se apaga cuando no se alimenta, todo se enciende en pos de un confort. esquivar la bal o sostener la soga? salvar el amor, o salvar el mundo? pero el mundo no era amor? retórico, todo es retórico en un punto. alea jacta est, si la suerte esta echada, hacia donde, por que? el hombre es una cuerda que pende entre la bestia y el superhombre... acaso no somos bestias de alguna forma, o super hombres de otra? acaso hay que serlo? hay que llegar a serlo? bestia o super hombre? no es bueno el justo medio? o es bueno superarse constantemente? es eso congruente? locura o cordura? o ambas? no son lo mismo visto desde otro telescopio?aromas, aromas, aroma de piel, aroma de cansancio, aroma de vacio, aroma de soledad. silencio... ruido de palabras... ruido ruido ruido! remanzo en el abrazo que nace de la caricia, o de la mirada, que termina en un eterno suspiro compartido... final.

1 comentario:

Cáncer de ¿qué? dijo...

Madamoiselle Lulú:

¡No fume!. Hace mal al sistema endocrino, pulmonar y en especial a esa piel tan deseante...