viernes, 3 de agosto de 2007

A veces me pasa...

Día gris.
Frío.
"Feo".
Yo: ni triste ni contenta. Tranquila.
El cambio de capítulo me saca del absorbente mundo de "El juguete rabioso" de Arlt. Miro por la ventana del colectivo.
Monótona, cuan monótona es la vida - pienso.
Antes lo intuía, pero lo negaba.
Cada tanto me asaltaba la mente esta proposición pero la falseaba automáticamente tomando como contraejemplos las pequeñas particularidades que marcan la diferencia entre un día y otro. Variación en las infusiones del desayuno, la composición o terminación de amistades varias, la diversidad de asientos de colectivo en los cuales viajo, etc.
Ahora lo afirmo.
Me encuentro caminando, escuchando las gotas cayendo sobre mi paraguas rojo y el ruido que hacen a cada paso las "tachas" decorativas de mis nuevas botas blancas. (¿será que mi generación perdió la capacidad de percibir la magia del andar cotidiano y lo cambio por la fantasía del ipod?)
Que monótona es la vida - pienso.

2 comentarios:

Marian dijo...

fla fla fla fla fla...

Esas cosas que la gente de otros tiempos.
Alli esta el problema, nunca la gente miro los detalles. Porque tambien los detalles estan hecho para algunos. No para todos.

Observar se basa la vida. La gente se dio cuenta y lo que hace es que estes obserbando algo que solo te muestran las cosas sin detalle. Televisor cegador.


Esto se podria hablar de noche o de dia. Ya que cambian los puntos de vista.

Alejandro Martín dijo...

yo no creo que nuestra generacion haya perdido la capacidad de la percepcion de la magia del andar cotidiano, sino que el andar cotidiano pasa a ser algo cerrado, muy personal. Cada uno va con su mundo de ideas en la cabeza, con sus problemas, y eso es lo que los hace dejar de lado a los detalles. Pero a su vez, esos problemas son los que los sacan de sus vidas monotonas. Es decir, cambian el gusto de ver por la ventana del colectivo paisajes, sucesos y demases, por la adrenalina de enfrentar una problematica y salir lo mas aireoso posible.

Soy de ir caminando y mirar a la gente a la cara, y algo que me llamo siempre la atencion es como predominan las "caras largas" o "caras de enojo" (con cejas fruncidas inclusive), y mi conclusion es que se dejan desbordar por absurdas situaciones, para despues tener de que hablar a la noche cuando llegan a la casa.
Monotono seria que cuando llegues, llames a una amiga y le digas que en vez de sentarte en la fila de un asiento, te sentaste en la de dos, cuando lo que realmente espera uno, es una situacion con suspenso, accion, terror o comedia (el sexo puede ir solo o acompañado del genero a anterior que mas prefieras).

no se si me di a entender o que, pero bueno, aunque sea sali de mi monotono dia comentando en el blog de una amiga.

besos lu